Estos días se habla mucho de Marie Kondo y de su revolucionario método de cómo ordenar la casa. Marie Kondo autora japonesa del libro “La Magia del Orden” entre otros y se ha convertido en la verdadera gurú en la materia.

Ya por 2015 la Revista Times la incluyó en su lista de las 100 personas más influyentes del mundo.

Según Marie, el ordenar tu casa ayuda a ordenar tu vida. El orden es algo fundamental, pero a lo que muchas personas restan importancia, aunque todos somos conscientes del bienestar que produce mantener un espacio ordenado. El orden es sinónimo de tranquilidad y felicidad. Sin embargo, esta armonía es difícil de lograr y suele durar poco.

Te compartimos sus Seis reglas básicas del orden para que pongas manos a la obra!

  1. Imaginar el estilo de vida ideal – Visualiza tu hogar ordenado

Es importante hacer un ejercicio de visualización que nos permita imaginar nuestro estilo de vida ideal. Podés dibujar, recortar fotos de revistas de decoración inspiradoras o hacer una descripción por escrito. El primer paso para materializar una idea es siempre pensar activamente en ella.

  1. Aprender a desprenderse de las cosas – Primero deshechar

El método KonMari consta de dos pasos muy sencillos: primero desechar y después ordenar. Hasta que no se ha acabado con el proceso de desprenderse de los objetos que se van, no hay que pensar dónde los guardaremos. Preocuparse por si caben en determinado sitio nos distraerá de la tarea de deshacernos de lo que no necesitamos. Una técnica fácil para desechar es concentrarse en lo que querés conservar! Y el descarte se hace solo.

  1. Preguntarse si las cosas nos producen felicidad

El pilar del método Konmari: rodearnos de cosas que nos produzcan felicidad. Que un objeto nos produzca felicidad es algo completamente subjetivo.

  1. Ordenar por categoría, no por ubicación

Ordenar por categorías te permite ver el número real de objetos de cierto tipo que tenés en casa. Si lo haces por ubicación corres el riesgo de encontrarte con cosas de la misma clase desperdigadas por todas las habitaciones. Además, reunir los objetos de una categoría nos ayudará a desechar.

  1. Seguir la secuencia correcta

Marie propone el siguiente orden: ropa, libros, papeles, komono (objetos varios) y objetos de valor sentimental. Este orden es el más fácil ya que comenzaremos con las cosas a las que estamos menos atados y tienen mayor rotación en nuestra vida.

  1. Comprometerse con el orden

Una vez hayas decidido poner tu casa en orden lo único que tenés que hacer es aplicar el método KonMari de la forma correcta y de principio a fin. Es un proceso largo. Lo normal es tardar varios meses en realizar todo el procedimiento, no es algo que podamos hacer en una tarde o en un fin de semana.

Pero el número de objetos que hay en una casa es un número finito. Una vez hayamos determinado si cada uno de ellos nos produce felicidad y colocado todo en su lugar tendremos la casa ordenada definitivamente y evitaremos cualquier efecto rebote. Luego es solo cuestión de un orden diario para volver al lugar las cosas que usamos normalmente.

Tip: No dejar el orden para después de la mudanza.

¿Tenés una mudanza por realizar? Visualizá tu nuevo hogar y empezá a desechar ya mismo. No tiene sentido embalar, trasladar y desembalar cosas que terminarán en la basura, en otra casa o en la caja de donaciones. Necesitarás muchas menos cajas cuando llegue el momento de la mudanza y en tu nuevo hogar solo encontrarás objetos que te hacen feliz. Animate!

No te dejés avasallar por el estrés del día a día, la velocidad de la rutina diaria y la sociedad consumista en la que estamos sumergidos. Convertí tu casa en un hogar feliz!